ARITMÉTICA VITAL

La evolución demográfica de España en el último siglo pone de manifiesto que éste país es cada vez más longevo. Esta realidad afecta de manera delicada a las relaciones socio-laborales de la población.

La Aritmética Vital del S.XXI muestra un aumento gradual de la esperanza de vida de la sociedad, tendiendo hacia los 90 años para el 2050.

La Fundación Activos de Gran Experiencia trabaja en base a este concepto y lo que representa esta disciplina, estudiada por numerosos ilustrados:

El Dr. Valentín Fuster afirma que, «en 2030, la edad media de una persona se elevará a los 90 años, dentro de una franja que va de los 76 a los 106 años».

Al final del siglo pasado, la etapa de juventud se alargó, de la misma manera que la etapa de madurez activa. La edad, concebida como se hacía décadas atrás, ha cambiado. Si la sociedad tiende a vivir 90 años, iniciando, por tanto, la vida laboral en el entorno de los 25, podría concretarse que la vida laboral en la mayoría de los casos puede tender a los 70 años a mediados de este siglo.

De esta manera, se sostiene que un trabajador dedicará en los próximos 45 años a la vida laboral, la mitad de lo que marcará la esperanza de vida media.

Si los 45 años de vida laboral se dividen en tres tercios, como se muestra en el gráfico, y se establecen con los límites de 25, 40, 55 y 70, puede observarse lo que se denominan «tercios de la vida laboral».

La mitad de la vida laboral, bajo este supuesto, se sitúa a los 47,5 años.

En otras culturas, de ámbito anglosajón principalmente, a esta edad se inician lo que se denominan como segundas carreras, es decir, la revitalización y especialización de la experiencia anterior. Se trata de dotar de nuevas ilusiones, motivaciones y oportunidades a la segunda mitad de la vida laboral. El emprendimiento después de los 50 años puede parecer una opción válida en la que se pone en valor la experiencia personal y laboral desarrollada hasta el momento.

En Fundación AGE son conscientes de que, en cada uno de estos tercios, los objetivos personales y motivacionales son diferentes. Tienden a responderse con la pregunta popular: dónde estoy y a dónde quiero dirigirme.

En el ámbito personal es necesario concienciar a la sociedad que no se tiene una vida laboral plena si no se han completado activamente los tres tercios de ésta.

La Fundación trabaja principalmente para las personas que se encuentran en el último tercio de la vida laboral, a los que denominan «Activos de Gran Experiencia», considerado uno de los sectores más discriminados de la sociedad.

El objetivo final de esta organización es consolidar un mercado de trabajo para las personas que superan los 55 años de edad, por cuenta ajena o propia, así como para aquellos que alcanzan la edad ordinaria de jubilación y la superan, si así lo desean.